Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2018

Trance

Se mezclan las exhalaciones
de los inciensos
y del tabaco.
El corazón se comienza a acelerar,
como un caballo
que va pasando al galope.

Distingo una silueta en la noche.
Ya no me parece extraña.
Ya no pareces.

Ven.
Si tienes hambre,
no dudes en parpadear.
Que tus pestañas son dientes
que mordisquean mi carne.
Que tus ojos son lenguas
que saborean la imagen
en su mejor punto.

Hueles
el pánico que me provoca
tu cercanía.
La transmutación
de mi respiración.
El palpitar
de las pupilas insomnes.
El latir de las arterias
mientras las rozan tus dientes.
La vergüenza
de verme desnudo,
que me desnuden
a tirones impacientes y desgastados.
Las sábanas se esfuman.
No queda nada
con lo que pueda taparme.
No existe algo que me proteja,
no hay manto
que me proteja de ti.

No quiero.
Guardo la esperanza
que tu grito no traiga dolor,
que el deseo no se convierta
en pesar.
Pero soy cómplice
de la red de tus medias,
del brillo de tus labios,
del cebo libidinoso
de tu trampa promiscua
de ostracismo.

Soy p…

Si es vascular, es irreversible: el arte como forma de sobrevivir

Hace once años y unos pocos días que pasó algo que cambió todo en mi familia. Algo que nos lastimó casi de muerte y, sobre todo, la lastimó a ella. Se acercan estas fechas y su mirada se tiñe de sombras. Busca en el almanaque cuando todos están (o parecen) distraídos. Ahí es cuando sé que se aproxima de nuevo otro "cumpleaños" de aquel amargo mayo de 2007.

Hace unos once años, mi viejo me retiraba de la escuela para contarme que habían internado a mamá. Hacía varios días que andaba con dolores de cabeza que no se le iban y empezaba a no sentir parte de la cara y la boca. "Tenía como un casco", cuenta ella. Ese día no pudo más. Fue de urgencia al médico y, con la misma urgencia, la mandaron a la clínica. La encontré con el suero enchufado. Le pasaban diclofenac, "a ver" si con eso calmaba; sin mediar estudios ni nada. Comenzó el trajín de idas y vueltas, de organizar el trabajo, la casa, la vida... entre mi viejo, mi abuela y yo. No estaba entendiendo dema…