Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017

Tuyo

Siento tu mirada
que me acecha,
que se acerca,
a paso lento,
a fuego firme.

Presiento el verde de tus ojos
como el recuerdo confundido
de un sueño pesadilla.
Y en mi estómago resuena
el palpitar intermitente
entre la soledad y la dicha.

Vuelves.
Y cada vuelta
es una caricia a mi ego.
Te gusta.
Te gusto.

Sólo contigo no siento el apego.
Sólo contigo suelto
con la misma fuerza que aprieto.
Soy todo, completo, auténtico,
expansivo, histriónico, apocalíptico.
Soy lo que hiciste,
lo que me enseñaste,
lo que aprendiste.
Golem casi enamorado
al borde de la devoción.

Ven,
que entre los vapores de tu oscuridad
no siento frío.

Ven y baila para mí
que el viento que hacen tus caderas
son las cuerdas de una voz alada.
Baila,
que cada gesto se clava en el sueño
y anda por el inconsciente
aleteando, escarbando, destruyendo;
animando, provocando, iridisciendo;
comulgando, sofocando, magullando;
estrangulando, aullando, agitando;
vibrando, naciendo, acabando.

Baila para mí con tu corazón de diosa,
que…