Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010
Sé que podría sacar la espada de la piedra, convertirme en rey y hacerme leyenda. Podría fundar el más grande de los reinos y acrecentar mi vigor con los cánticos de mi pueblo.

Y, sin embargo, sólo observo la empuñadura sagrada. Sagrada, sí, pero no inalcanzable para mis manos, mis anillos, mis dedos.

Mi mirada es diferente. No es expectante, no es dubitativa, como la de la muchedumbre que se esparce en rededor. Es triste, profética y desesperanzada.

¿Por mí o por el resto? ¿Por el resto y por mí? Por nada, por todo.

El fuego renace y se extingue de un segundo a otro. El calor que desprende no llega a rasgar las gélidas lágrimas de mi rostro. La luz que emana es diáfana y angustiante, como mi ego, como mi alma.

Una espada para glorificar a todos los hombres, una espada para matarlos a todos. Y solamente dos manos capaces de abrirle camino por este mundo. Hacerla herramienta: de paz o de conquista, de ambas, de ninguna.

El albedrío y la potencialidad. Los sueños y los medios. La libertad y e…
Te quiero de vuelta, rea intrusa. Deseo otra vez conmigo tus besos metálicos y la frialdad de tu toque.

Eres la única que me hace sangrar y no me lastima. La que desteje mi piel y se hunde en lo que queda.

Un pañuelo que no seca. Un color oscuro que se hace sólido en tu regazo plateado. Lo que se derramó, lo que quedó de mí, la forma de expulsar la angustia.

Lo gemidos se contienen. Las lágrimas rara vez aparecen.

No, soy yo. Tú eres perfecta: filosa, delgada, muda y ciega.

No te amo, pero te agradezco. Me alejo, aunque no te odio. Escribo, a pesar de que no sirve de nada, muy a pesar de que sólo me sirve a mí. Digo “sólo”, pero “sólo” es mucho ya.

Soy miedoso, pero sabes calmarme. Me cuesta comenzar, sin embargo, sabes llevarme. Hasta que mis dedos se acostumbran, se templan, se animan. Y después… las manchas rojas, los surcos rojos, los rubíes desdibujados.

El hormigueo en el pecho, algo de sopor y hambre de melodías. No es goce, no es éxtasis ni alegría. Es aquello que produces, que yo ge…