Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010
Fuertes y rencorosas mis manos retuercen y jalan mis cabellos. Tengo los ojos cansados, algo de sueño, el efecto del alcohol, un nuevo cóctel y las ganas baleadas.

Ya me pesan los anillos, los músculos no responden o lo hacen a destiempo. El humo del cigarro viola mi conjuntiva y la resequedad de mis labios ruega por que esta pitada sea la última.

Pero no se acaba. Ni el tabaco, ni el café, ni la angustia o las preguntas que me hago sabiendo de antemano que no tendré respuestas. Me cuesta incluso asirme a mis mesiánicos y grandilocuentes sueños, futuras realidades y lo único que puede llegar a darme algo parecido en forma a aquello que algunos mencionan con el nombre de "esperanza".

Lo malo de ser el que siempre puede es que me termino cansando. Eso no le conviene a nadie y no me conviene a mí. Peor que el protagonista muera en mitad del acto central; es que el personaje secundario, ese que hace a la trama y nunca se lleva los laureles, se retire con su parlamento a medias y su…
Adónde van las estrellas cuando su luz ya no se ve ni a años de distancia? Por qué se ocultan? Cuándo decidieron partir?


Un rey y una hechicera, dos de los mejores filos del mago, las varas predilectas de su poesía y su más temperamental carácter. Fe y brío, coraje y temeridad, potencia y sapiencia. Profetas de la reina, voces de otra realidad.


Una lluvia de ficciones, una tormenta de claridad. Dos llamaradas blancas que brillan ahora en otro plano, en otro tinte que no podemos seguir admirando.


Hasta que la arena se agote... y la mano del dios deje de voltear el reloj...


En memoria de dos queridos camaradas.
Soy el lobo herido que desea volver a ser cordero.